Categorías
Ejercicio Profesional

Cómo garantizar los derechos de las mujeres periodistas

Cómo garantizar los derechos de las mujeres periodistas

Taller de liderazgo

La gestión y liderazgo de las mujeres supone una ventaja que además de traer beneficios para la empresa u organización, permite el equilibrio en su vida profesional, personal y familiar.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos presentó el informe “Mujeres periodistas y libertad de expresión”, cuyo objetivo es analizar la situación de las mujeres periodistas en América Latina y examinar las obligaciones de los Estados y del sector privado en la eliminación de los principales obstáculos y riesgos especiales que enfrentan las mujeres periodistas en el ejercicio de su libertad de expresión.
Las mujeres periodistas están expuestas a riesgos adicionales o específicos. Al desafiar estereotipos machistas que reprueban su participación en la vida pública, se ven enfrentadas a discriminación  en base a su género. Además, enfrentan desprotección y obstáculos en el acceso a la justicia, también diferenciados de sus compañeros hombres.
Para lograr superar estos problemas y garantizar plenamente los derechos de las mujeres periodistas, la Comisión se dirige a los Estados y al sector privado con las siguientes recomendaciones: 

Recomendaciones para los Estados:

1) Fortalecer y aplicar las medidas jurídicas que fomenten y protejan liderazgo de las mujeres en la sociedad y su participación en el debate público en condiciones de igualdad, así como normas que contemplen una sanción efectiva de la violencia basada en el género contra mujeres periodistas en el curso de su trabajo.

2) Reconocer públicamente el importante papel que desempeñan las mujeres periodistas en la democracia y condenar públicamente la violencia y la discriminación basada en el género que enfrentan y su impacto en el ejercicio del derecho a la libertad de expresión.

3) Divulgar información clara sobre los servicios y mecanismos legales disponibles para amparar a las víctimas de violencia basada en género. Estos esfuerzos deben incluir programas dirigidos a periodistas, en alianzas con redes de mujeres, organizaciones de la sociedad civil, medios de comunicación y organismos internacionales.

4) Asegurar que las mujeres periodistas que sean víctimas de actos de violencia tengan un acceso adecuado a servicios integrales de apoyo, lo que incluye centros de acogida, servicios psicosociales, asesoramiento, atención médica y servicios jurídicos y sociales. Para esto, es necesario instruir adecuadamente a los funcionarios públicos sobre los derechos de las mujeres periodistas

5) Mejorar la documentación y recopilar información cualitativa y cuantitativa sobre las causas, consecuencias y frecuencia de la violencia basada en el género que experimentan las mujeres periodistas, incluido a través del suministro de apoyo y recursos suficientes a quienes trabajan para proteger a las mujeres periodistas.

6) Llevar a cabo investigaciones diligentes, imparciales y efectivas orientadas a la determinación de la verdad y a la persecución, captura, enjuiciamiento y eventual castigo de todos los autores de actos de violencia basada en el género contra mujeres periodistas en el ejercicio de su labor.

7) Implementar estrategias integrales con una visión transformadora para alentar a los medios de comunicación a adoptar una perspectiva de género en su labor y propiciar cambios en las costumbres, las actitudes y los estereotipos de la población en general.

Recomendaciones para el sector privado: 

1) Adoptar medidas para garantizar la seguridad de las mujeres periodistas frente a riesgos basados en el género, incluida la elaboración de guías de autoprotección y la formación y entrenamiento especializado sobre seguridad a las mujeres periodistas.


2) Establecer políticas internas con disposiciones específicas en materia de violencia y acoso sexual, que incluyan procedimientos internos y mecanismos independientes de denuncia y rendición de cuentas. La elaboración de estas políticas debe involucrar la participación activa de las mujeres.


3) Considerar que la adopción voluntaria de códigos de conducta profesionales orientados a garantizar el pleno respeto de los derechos de las mujeres y a incorporar la perspectiva de género en la actividad periodística.


4) Concientizar al público sobre la prevalencia de estereotipos de género, prejuicios y actitudes sesgadas hacia las mujeres en la sociedad y su impacto en su derecho a vivir una vida libre de violencia y discriminación.


5) Promover la igualdad en las redacciones garantizando que las mujeres periodistas reciban igual salario por igual trabajo y dispongan de las mismas oportunidades que sus colegas masculinos y puedan cubrir temas diversos.


6) Adoptar mecanismos transparentes, accesibles y eficaces de denuncia para los casos de violencia en línea contra las mujeres, que tomen en cuenta las necesidades de las periodistas.


7) Contribuir a la prevención de la violencia contra las mujeres periodistas en línea y la seguridad digital, a través de campañas de difusión de información y la recopilación y difusión de datos y estadísticas sobre el abuso en línea contra mujeres periodistas.


También te recomendamos…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.